Famosos con sordera

La historia está repleta de grandes músicos, respetables reyes y reconocidos científicos que sufrían discapacidad auditiva. Pero su sordera no les supuso nunca una barrera para lograr sus metas y, para muchos, son un ejemplo de superación.
Cuando se diagnostica hipoacusia a una edad adolescente o en plena juventud, incluso en edades más maduras, el mundo de esa persona se ve quebrado. En muchas ocasiones, la negatividad y la tristeza se apodera de ellos, sin dejar ver que la discapacidad auditiva tiene hoy en día soluciones palpables, gracias a la tecnología.
Sin embargo, en otros tiempos, estas soluciones como los audífonos, no existían y esto no supuso un problema para muchas personalidades de renombre, que lograron éxitos profesionales de gran calibre a pesar de su sordera.
Beethoven, músico y sordo
El caso de músico y compositor Beethoven es uno de los ejemplos más conocidos de sordera y de brillantez. El artista nació en Viena en 1770, una época donde la tecnología del audífono no estaba presente. Desarrolló su problema auditivo en plena juventud, a la edad de 28 años, y 20 años más tarde quedó sordo por completo. Ludwig van Beethoven no pierdo la esperanza y a pesar de que se encontraba en pleno proceso de crecimiento artístico, su sordera no le impidió seguir dedicándose a la música. Tal vez sea uno de los claros ejemplos de superación: un músico y compositor sordo, que no podía escuchar sus obras solo sentir en su cabeza el ritmo de sus composiciones y en su corazón sentir su música. Ni siquiera entonces existían amplificadores o altavoces que le permitieran sentir las vibraciones provocadas por la música, simplemente la escuchaba en su cabeza. Una de sus obras más celebradas es la la Sinfonía nº9, que comenzó a componer cuando su sordera se agudizaba y estaba a punto de quedarse totalmente sordo.
De hecho, Beethoven al percibir el avance de su sordera comenzó a sentirse frustrado y triste, fue entonces cuando escribió el conocido “Testamento de Heiligenstadt”, donde expresa sus sentimientos y la rabia por la injusticia que suponía que un músico pudiera volverse sordo. El autor pensó en suicidarse ante tal desesperación, pero su afán de superación y su fuerte pasión por la música y convicción de que lograría podía hacer una gran aportación al género hicieron que siguiera adelante. Es probable que hoy en día, Beethoven no hubiera pensado en el suicidio, sencillamente hubiera adquirido un audífono y hubiera seguido creando obras de arte.
Edison, el inventor
Thomas Alva Edison es considerado uno de los inventores más importantes y prolíficos. Edison, nacido en Milan, Ohio, EE.UU. en 1847 pero perdió la audición entorno a los 13 años, en plena adolescencia. En su caso la sordera no llegó como una discapacidad que se desarrolla poco a poco, sino que está acompañada de un acto heróico. El inventor salvó a un niño de ser atropellado por el tren en las vías de Port Huron. El padre del niño quiso agradecer a Edison que salvará a su hijo, así que le enseñó código morse y telegrafía.
Aunque este acto le llevará a quedarse sordo, también fue el principio de Edison con las tecnologías del momento y el inicio del desarrollo de un gran inventor.
Su sordera no le impidió desarrollar inventos que cambiaron el mundo, entre ellos, el telégrafo, la bombilla o el micrófono de carbón.
El rey Juan Carlos de Borbón padece sordera
Nuestro anterior rey Juan Carlos de Borbón desde hace años utiliza audífonos, debido a su creciente problema de sordera, sobre todo en el oído izquierdo. La sordera de Juan Carlos y su uso de soluciones auditivas es la muestra de que la hipoacusia no impide desarrollar una profesión llena de reuniones, protocolos y actos sociales. Además, Juan Carlos desarrolló su labor como rey hasta que decidió otorgar la sucesión a su hijo, actual rey de España Felipe VI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *