Prevenir la pérdida auditiva en el trabajo

Según un estudio realizado por investigadores del centro de control de enfermedades del Instituto Nacional de Seguridad y Salud, el 13% de trabajadores estadounidenses tienen pérdida auditiva.

Según un estudio realizado por investigadores del centro de control de enfermedades del Instituto Nacional de Seguridad y Salud, el 13% de trabajadores estadounidenses tienen pérdida auditiva.

La pérdida de audición o sordera se produce en trabajadores debido a la exposición a niveles de ruido elevados y durante un largo periodo de tiempo. Los datos del estudio indican que el sector de la minería, construcción y fabricación son los más expuestos a sufrir hipoacusia. Esto se debe al tipo de actividad que desarrollan y la maquinaria con la que trabajan cada día.

Cómo afecta la pérdida auditiva

Enfrentarse cada día durante la jornada laboral a ruidos, puede afectar en mayor grado a sufrir sordera. Pero, también, tiene otras consecuencias físicas y psicológicas.

Por un lado, el trabajador puede sufrir insomnio,dificultad para concentrarse, que puede afectar a un descenso en el nivel de rendimiento. Asimismo, la exposición al ruido puede aumentar el nivel de ansiedad o la irritabilidad. De hecho, el cuerpo puede reaccionar y segregar sustancias ácidas y hormonas suprarrenales, una situación que se asocia como alarma ante los primeros síntomas del estrés.

A nivel físico, la exposición al ruido puede ocasionar en el trabajador taquicardias y un aumento de la frecuencia respiratoria. Esta situación puede derivar en Taquipnea e incluso en un infarto al corazón.

Medidas preventivas ante el ruido

Según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, se deben de tomar medidas preventivas para evitar accidentes laborales y enfermedades como la pérdida auditiva.

Los trabajadores expuestos a niveles de ruido deben de utilizar equipos de protección individual (EPI) como son auriculares o tapones protectores. Estos auriculares aíslan el ruido y protegen al trabajador. Deben de usarse cuando se vayan a realizar actividades que impliquen un ruido elevado como una utilizar herramientas pesadas tipo motopico o taladros.

Del mismo modo, muchas actividades debido a los elevados niveles de ruido que generan, además de los EPIs, se desarrollan en instalaciones aisladas. Estas instalaciones también sirven para proteger al resto de trabajadores.

En las obras o construcciones se deben acotar las zonas que impliquen un peligro y restringir el paso a personal autorizado. Además, se debe señalar la necesidad obligatoria o preventiva de utilizar auriculares para proteger tanto a trabajadores como a aquellos que visiten las instalaciones que suponen una alta exposición al ruido.

comentarios

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre