Protección auditiva

¿Cómo puedo proteger mi audición en el trabajo?

Los métodos más seguros para prevenir la pérdida auditiva inducida por el ruido es eliminar la fuente o reducir el ruido en la fuente mediante métodos de ingeniería. Sin embargo, en ciertas situaciones, estas medidas no son posibles. En tales lugares de trabajo, los trabajadores pueden necesitar usar protectores auditivos para reducir la cantidad de ruido que llega a los oídos.

¿En que ocasiones debo proteger mis oídos?

Básicamente no solo en condiciones de exceso de ruido hay que proteger los oídos y el canal auditivo.

En la piscina, hay personas más sensibles que otras a la entrada de agua tratada con cloro en las piscinas dentro del canal auditivo. La mayoría de las afecciones auditivas producidas por los usuarios de las piscinas es por el agua acumulada en el canal auditivo.

Medios de transporte, a pesar de que cada día los medios de transporte tienden a ser mas silenciosos en muchos de ellos se mantiene un nivel de ruido constante que es perjudicial para el oído. Las turbinas de los aviones, las maquinas Diesel de los trenes, el motor de las motocicletas, carts y algunos coches. El ruido del viento en los oídos a alta velocidad genera un ruido muy molesto y dañino para nuestro sistema auditivo.

Los cazadores y tiradores de armas de fuego, a pesar de que la mayor parte del tiempo los cazadores y tiradores no se encuentran disparando la presión en decibelios que ejerce el disparo de un arma de fuego sobre los oídos del tirador puede llegar a ser de 175 dB, y las armas mas pequeñas como un calibre .22 pueden llegar a los 140 dB, donde se sitúa el principio del umbral del dolor. Para ellos disponemos de tapones de oídos para armas de fuego.

Estudiar, leer, concentrarse. Cada persona es un mundo, pero muchos necesitamos la mayor cantidad de silencio posible e incluso en ambientes dedicados al estudio puede haber ruidos y distracciones molestos, para ello tenemos los tapones para estudiar.

Y por último, pero no menos importante los tapones para dormir. Trabajadores de turnos nocturnos, o que tengan el sueño ligero disponemos de tapones cómodos para poder dormir.

 

¿Qué debo saber sobre la selección de dispositivos de protección auditiva?

Las personas deben usar un protector auditivo si el ruido o el nivel sonoro en el lugar de trabajo excede los 85 decibelios. Los protectores auditivos reducen el nivel de exposición al ruido y el riesgo de pérdida auditiva.

La eficacia de la protección auditiva se reduce enormemente si los protectores auditivos no se ajustan correctamente, si se usan sólo periódicamente o si se retiran incluso durante un corto período de tiempo. Para mantener su eficacia, la protección auditiva no debe modificarse. Los auriculares de radio/música no son sustitutos de los protectores auditivos y no deben usarse cuando se requieren protectores auditivos para protegerse contra la exposición al ruido.

 

¿Qué tipos de protectores auditivos están disponibles?

Tapones para los oídos en el canal auditivo. Pueden ser premoldeados (preformados) o moldeables (enchufes de espuma). Hay disponibles tapones desechables, reutilizables o moldeados a medida.

 

Tapones semiinsertos que consisten en dos tapones para los oídos que se sostienen en los extremos del canal auditivo por medio de una diadema rígida.

 

Las orejeras consisten en un material que atenúa el sonido y almohadillas suaves que se adaptan alrededor de la oreja y copas externas duras. Se mantienen unidos por una banda de cabeza.

 

¿Cómo elijo mis protectores auditivos?

La elección de los protectores auditivos es muy personal y depende de una serie de factores como el nivel de ruido, la comodidad y la idoneidad del protector auditivo tanto para el usuario como para su entorno. Lo más importante es que el protector auditivo debe proporcionar la reducción de ruido deseada. Es mejor, en los lugares donde deben utilizarse protectores, elegir entre una serie de tipos diferentes.

Si la exposición al ruido es intermitente, las orejeras son más deseables, ya que puede ser inconveniente retirar y reinsertar los tapones.

¿Cuáles son las ventajas y limitaciones de los tapones y orejeras?

Ambos tipos de protección auditiva ofrecen ventajas y desventajas.

Los tapones auditivos pueden ser producidos en serie o moldeados individualmente para adaptarse al oído. Pueden ser reutilizables o desechables. En el lado positivo, son fáciles de usar, menos costosas que los cascos, y a menudo son más cómodas de usar cuando están en áreas de trabajo calientes o húmedas. Algunas desventajas son que proporcionan menos protección contra el ruido que algunos cascos, y no deben utilizarse en áreas que superen los 105 dBA tales como aeropuertos, fabricas con maquinaria ruidosa.

Las orejeras pueden variar con respecto al material y la profundidad de la cúpula, y la fuerza de la cinta craneal. Cuanto más profunda y pesada es la cúpula, mayor es la atenuación de baja frecuencia que proporciona el protector. La diadema debe ajustarse lo suficientemente apretada para mantener un sellado adecuado, pero no demasiado apretado para mayor comodidad. Algunas ventajas son que las orejeras generalmente proporcionan mayor protección que los tapones, aunque esto no siempre es cierto. Son más fáciles de instalar, generalmente más duraderas que los tapones y tienen piezas reemplazables. En el lado negativo, son más caros, y a menudo menos cómodos que los tapones, especialmente en áreas de trabajo calientes. En las zonas donde los niveles de ruido son muy altos, se pueden usar orejeras y tapones juntos para proporcionar una mejor protección.

 

¿Por qué es tan importante la preferencia del usuario?

Los aspectos humanos de la protección auditiva son especialmente importantes, ya que el único tipo de protección útil es la protección que realmente se lleva puesta. Algunas personas no aceptan tipos particulares de protectores; cada ser humano es diferente, y la anatomía del oído y el canal auditivo puede variar significativamente de una persona a otra.

 

Es una buena idea que pruebe una serie de diferentes tipos de protectores auditivos entre los que él usuario pueden elegir, teniendo en cuenta cualquier tipo de seguridad o razones higiénicas para no usar un tipo particular de protector. Es decir, un tipo particular de protector no debe ser utilizado si los niveles de ruido son demasiado altos o si resulta ser inadecuado desde el punto de vista higiénico. Por ejemplo, los tapones para los oídos que se usan en una planta donde la gente los reutiliza durante el día, a menudo reinsertándolos con los dedos sucios, pueden introducir suciedad y bacterias en los oídos, causando infecciones del oído.

 

¿Qué debo saber sobre el ajuste de mis protectores auditivos?

Siga las instrucciones del fabricante. Por ejemplo, con tapones para los oídos, por ejemplo, se debe tirar del oído hacia afuera y hacia arriba con la mano opuesta para agrandar y enderezar el canal auditivo, e insertar el tapón con las manos limpias.

 

Asegúrese de que el protector auditivo selle firmemente dentro del canal auditivo o contra el lateral de la cabeza. El cabello y la ropa no deben estorbar.

 

¿Cómo debo cuidar mi dispositivo de protección auditiva?

Siga las instrucciones del fabricante.

Compruebe periódicamente el desgaste de los protectores auditivos.

Reemplace las almohadillas o tapones que ya no sean flexibles.

Reemplace una unidad cuando las bandas de la cabeza estén tan estiradas que no mantengan las almohadillas de los oídos cómodamente contra la cabeza.

Desmonte las orejeras para limpiarlas.

Lave las orejeras con un detergente líquido suave en agua tibia y luego enjuáguelas con agua tibia. Asegúrese de que el material sonoro dentro de las almohadillas no se moje.

Utilice un cepillo suave para eliminar el aceite y la suciedad de la piel que puede endurecer las almohadillas.

Exprima el exceso de humedad de los tapones o cojines y luego colóquelos en una superficie limpia para secarlos al aire. (Consulte primero las recomendaciones del fabricante para averiguar si los tapones son lavables).